Merluza a la vasca

Las mejores recetas de merluza a la vasca

Merluza a la vasca con guisantes

Merluza a la vasca con guisantes

La merluza es un pescado muy deseado debido a su carne firme y su sabor delicado, por eso necesita muy pocos ingredientes para poder hacer un plato delicioso en el que la merluza sea la protagonista.

En esta ocasión os proponemos una salsa a la vasca con guisantes. Para los que no lo sepan, una merluza a la vasca normalmente suele tener guisantes, almejas, espárragos, un huevo cocido y, ocasionalmente, gambas.

Pero hemos eliminado los demás ingredientes para hacer un plato más sencillo y con la merluza como absoluto protagonista.

Ingredientes

Para hacer el caldo de pescado:

  • 150 gr de cabeza y espinas de merluza
  • 250 ml de agua
  • 1 cebolla pequeña, en cuartos
  • 2 ramitas de perejil
  • 1 diente de ajo (sin pelar)

Para hacer la merluza a la vasca con guisantes:

  • 4 filetes de merluza con piel (de aproximadamente 150 gramos cada filete)
  • sal
  • pimienta negra
  • 125 ml aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo, finamente laminados
  • 60 gr de perejil picado
  • 185 gr de guisantes frescos o congelados

Forma de hacer la receta:

Primero empezamos con el caldo de pescado casero. Ponemos las espinas y la cabeza en una olla grande a la que vamos a añadir el agua, la cebolla, el perejil y el diente de ajo. Tapamos la olla y lo ponemos a cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Colamos el caldo a través de una malla fina y estrujamos las espinas para soltar todo el líquido. Lo reservamos.

Empezamos a preparar el pescado. Lavamos los filetes y los secamos bien. Salpimentamos con sal y pimienta negra a nuestro gusto (más adelante podremos añadir más sal).

Calentamos el aceite de oliva en una sartén a fuego medio y añadimos el ajo en láminas. Sofreímos el ajo hasta que esté doradito y fragante.

Incorporamos el pescado (con la piel para arriba) a la sartén y espolvoreamos la mitad del perejil por encima. Cogemos la sartén por el mango y vamos haciendo movimientos circulares para que suavemente el pescado se vaya impregnando de aceite. Dejamos que se fríe suavemente durante 4-5 minutos.

Después de ese tiempo, le damos la vuelta a los filetes y continuamos con la cocción por otros 5 minutos.

Vamos añadiendo 2 cucharadas de caldo de pescado cada minuto, removiendo hasta que se emulsione la salsa y el pescado esté opaco y blanco.

Agregamos los guisantes y el perejil restante y seguimos con la cocción durante unos 3 minutos más, hasta que los guisantes estén calientes y la salsa esté emulsionada.